Seleccionar página

El presidente francés, Emmanuel Macron, se tomó con humor el error de traducción que cometió al llamar “sabrosa” a la esposa del primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, y la burla que hizo de ello la prensa australiana.

portada periodico

“Gracias a ti y a tu sabrosa esposa por su cálida bienvenida”, dijo Macron ayer a Turnbull en inglés al término de una rueda de prensa conjunta poco antes de que finalizara una visita oficial a Australia.

El mandatario francés, quien habla inglés fluido, quiso decir “encantadora”, que sería delightful en inglés o delicieux en francés.

El tabloide australiano Daily Telegraph hizo broma del error con un montaje que bajo el titular “Presidente Pepe Le Pew” muestra a Macron encajando la mano con Turnbull con la cabeza y la cola del conocido personaje animado de Looney Tunes.