Seleccionar página

Para muchas personas, el futbol es más que un deporte, es una pasión; sin embargo, no en todos los países se puede disfrutar libremente; es el caso de Irán, en donde las mujeres tienen prohibido asistir a los partidos en los que juegan hombres. 

aficionadas iranies

Ante tal imposición, un grupo de mujeres decidió arriesgarse y disfrazarse de hombres, para ir a apoyar a su equipo. Las cinco jóvenes ocultaron su larga cabellera, se pusieron pelucas y simularon tener barba; todo para no ser descubiertas, pues tal acción, amerita cárcel.

Fue así como pudieron disfrutar de la final entre el club Persépolis y el Sepidrood Rasht, y tuvieron la oportunidad de celebrar a su equipo, que se coronó como campeón con 3 goles a 0.