Seleccionar página

El conductor y un paramédico de una ambulancia fueron detenidos en España por “perder” a un paciente en el traslado al hospital, al que la Policía encontró después tirado inconsciente en una cuneta, y dar positivo en cocaína y marihuana en un test de control de alcohol y drogas.

ambulancia 1

Los hechos sucedieron el pasado lunes, cuando los sanitarios trasladaban a un centro hospitalario a un ciudadano británico de 30 años que había resultado herido por arma blanca en una reyerta con tres compatriotas en la turística ciudad de Benidorm, Alicante, este de España.

Cuando llegó al lugar del suceso, la Policía arrestó a los tres presuntos agresores y avisó a una ambulancia para el traslado del herido al hospital.

Una vez en comisaría, los agentes telefonearon al centro sanitario para conocer su estado de salud pero les comunicaron que no había ingresado ninguna persona con esas características, por lo que localizaron al conductor y al sanitario de la ambulancia. Ambos explicaron que el herido se despertó a mitad de trayecto, se puso agresivo y abandonó por su propio pie el vehículo.

Al acudir al lugar mencionado por los sanitarios los agentes encontraron al hombre tirado en una cuneta, inconsciente y rodeado de sangre.

Ante el comportamiento anómalo del conductor y el paramédico, los agentes de policía solicitaron que se les realizara un test de drogas y de alcoholemia, y el primero resultó positivo por cocaína y marihuana y el segundo en esta última sustancia.

Ambos quedaron detenidos por un supuesto delito de omisión de socorro al considerar que habían dejado a la víctima sola, inconsciente y sin comunicar su paradero.