Seleccionar página

La violencia laboral se ejerce con mayor frecuencia hacia las mujeres que a los hombres, y ellas soportan presiones, comentarios mal intencionados o culpas, tratando de romper el techo de cristal que impide su crecimiento en el trabajo.

dia mujer 4

Según un estudio realizado por la Universidad del Valle de México, la violencia laboral incluye cuestionamientos que ponen en duda el talento de las mujeres y lo atribuyen a causas ilegítimas como “artimañas femeninas” o relaciones amorosas o sexuales con su jefe, sobre todo si la empleada recibe un “ascenso repentino”, entre comillas.

No darle trabajo, ignorarla, negarle o cuestionarle permisos para atender asuntos de familia y decirle que si quería trabajar y tener hijos es su problema, son signos de violencia en este ámbito.

Se detalló que las mujeres en ocasiones trabajan más que el hombre, y a pesar de ello, viven con culpa por no cumplir con todos los roles que les han asignado en la empresa y los que les tocan en casa.

Se agregó que cada vez más las mujeres ocupan espacios laborales en industrias, en gerencias, pero sigue existiendo lo que se llama el ‘techo de cristal’, pues hay un momento en el que las mujeres ya no pueden acceder a cargos más altos, y eso se ve en la vida política, en las mesas directivas, en las empresas.

Ahí es donde topamos porque entonces, por cada cinco hombres que pueden tomar la decisión, hay una sola mujer; no hay que dejarnos engañar sobre que esto ha cambiado, en realidad estamos en eso, pero aún no se conquista la igualdad en el mercado laboral, mencionó la académica.