Seleccionar página

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, quiere prohibir el sexo oral en su país porque, según dice, “la boca es para comer, no para el sexo”.

pareja intimidad 1

Museveni, de 73 años, culpa a los extranjeros de promover la práctica de sexo oral entre la población ugandesa: “Déjenme que aproveche esta oportunidad para advertir públicamente a nuestra gente sobre las prácticas equivocadas promovidas por algunos forasteros”, declaró en una comparecencia.

“Una de esas prácticas es lo que llaman sexo oral. La boca es para comer, no para el sexo. Conocemos donde se hace el sexo”, incidió.

En 2014, Museveni, que acumula más de 30 años en el poder, firmó en 2014 una ley que criminaliza la homosexualidad, con castigos de hasta cadena perpetua. Aunque el Tribunal Constitucional del país invalidó la norma, los homosexuales siguen siendo perseguidos en Uganda.

Ya entonces, hace tres años, el presidente ugandés criticaba el sexo oral: “Si pones la boca ahí, te pueden entrar gusanos en el estómago porque es la dirección incorrecta”, dijo.