Seleccionar página

Leones, elefantes, tigres y jirafas son muy comunes en películas, juguetes y campañas de marketing. Un nuevo estudio afirma que su popularidad no les beneficia. De tantos verlos en la ficción, el público asume que se encuentran a salvo en su hábitat. Los científicos reclaman responsabilidad a las empresas que utilizan la imagen de estos animales para que informen sobre su estado de conservación.

elefantes mana

A través de encuestas online a gran escala, cuestionarios a niños de primaria, análisis de las especies mostrados en las páginas web de cien zoológicos y una última consulta sobre los animales protagonistas de películas de animación de Disney Pixar, un equipo internacional de investigadores elaboró una lista de los diez que la gente consideraba más carismáticos: el tigre, el león, el elefante, la jirafa, el leopardo, el oso panda, el guepardo, el oso polar, el lobo gris y el gorila.

Aunque son los más queridos, estos animales también están en peligro, pero la gente no es consciente de ello. La situación ha empeorado durante las últimas décadas debido a su gran presencia cultural y comercial: la sociedad está tan acostumbrada a ver la imagen de un león y le parece tan cercano y reconocible, que sobreentiende que su situación y protección en la naturaleza está asegurada.

Los autores creen que la omnipresencia de estos animales en nuestra cultura, medios y publicidad podría crear una “población virtual engañosa” que sesga la percepción del público. La solución, según el estudio, está en manos de las grandes compañías. “La consecuencia de usar la imagen de animales en peligro de extinción en marketing, sin informar sobre la amenaza en la que se encuentran, perjudica su conservación”, explican los expertos.

Concluye explicando que, si las empresas que se benefician de las imagen de Simba y Dumbo (entre muchos otros personajes de animación) y de las de otros animales sin derechos de autor, donaran una pequeña parte de sus ingresos a su conservación esto supondría grandes cantidades de dinero procedentes de todo el mundo para este objetivo, aumentando las oportunidades de salvar a estas especies.

Fuente: SINC