Seleccionar página

“Heráclito” y “El jinete del dragón”, entre las recomendaciones literarias de esta semana.

Resultado de imagen para Heráclito”: De Martin Heidegger y Eugen Fink

1.- “Heráclito”: De Martin Heidegger y Eugen Fink, recuerda que la voz de Heráclito, como la de una pitonisa, nos alcanza todavía a través de los milenios. Aprender a escucharla mediante un ordenamiento de los fragmentos heraclíteos distinto al canónico, fue objetivo de la última clase que Martin Heidegger dictó en la Universidad de Friburgo, Alemania.

Esta obra es el producto de ese seminario impartido junto con su discípulo Eugen Fink en el semestre de invierno de 1966-1967. A lo largo de 13 sesiones Heidegger, Fink y sus interlocutores muestran las dificultades que están presentes en el ejercicio hermenéutico alrededor de uno de los pensadores clave de Occidente; su lectura, empero, sí es sencilla.

Lejos de la problemática filológica y de la reconstrucción del escrito perdido de Heráclito los participantes se propusieron adentrarse en la cuestión misma del pensar y aprender cómo es que lo más lejos nos es próximo, mientras lo más familiar se nos vuelve ajeno. Así, adquiere sentido la prolija reinterpretación de ciertos pasajes de ese filósofo griego.

Resultado de imagen para El jinete del dragón”: De Cornelia Funke,

2.- “El jinete del dragón”: De Cornelia Funke, con ilustraciones de la autora. La tierra de los dragones en Escocia es arriesgadamente amenazada por los humanos. “Lung”, un joven dragón, debe buscar ayuda antes de volar hacia el Himalaya donde, según cuentan las añejas leyendas, se encuentran escondidos los últimos dragones. Es una lectura juvenil.

“Lung” vive en el Valle de los Dragones, acompañado siempre por la linda duende “Piel de Azufre” y otras criaturas fantásticas. Un día, al enterarse de esa infausta noticia, toma la decisión de comenzar la búsqueda de la mítica Linde del Cielo, un refugio para dragones. En su viaje conoce al niño huérfano “Ben”, quien le ayuda y se convierte en su jinete.

Nacida en la pintoresca ciudad de Dorstein en Alemania, en 1958, la autora estudió pedagogía e ilustración, pero muy pronto comenzó a trabajar como ilustradora de libros infantiles y a escribir para un público joven. Por eso que esta entrega tiene una especial dedicatoria para los niños y adolescentes que gustan de la fantasía y las historias mágicas.

Resultado de imagen para “La pluma de un Grifo” (Parte II de “El jinete del dragón”): De Cornelia Funke

3.- “La pluma de un Grifo” (Parte II de “El jinete del dragón”): De Cornelia Funke. “Lung”, “Ben” y sus amigos se lanzan a la búsqueda de la Pluma del Sol de un Grifo, uno de los seres fantásticos más temidos y peligrosos para salvar a las tres últimas crías de Pegaso que existen en el mundo pero, lamentablemente, en esa aventura siempre van contra reloj.

Sólo tienen 10 días para completar el viaje hasta las islas de Indonesia y poder regresar a los bosques noruegos para rescatar a los pegasos. Con ayuda de sus viejos amigos “Pata de mosca” y “Lola” la rata aviadora, y nuevos personajes como “Hothbrodd”, un trol de los fiordos, y “Me-Rah”, una lora parlanchina, “Lung”, “Ben” deben probar su valor.

Así, después de la primera aventura de “Lung” y “Ben”, todos los dragones del mundo se mudaron a un nuevo y aparentemente apacible hogar: La Linde del Cielo. También los seres fantásticos hallan refugio en un santuario protegido por “Barbabas Wiesengrund” y su esposa “Vita”, de acuerdo con Funke, autora de más de 50 libros casi todos exitosos.

(ntx)