Seleccionar página

La sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), capturó fotografías del cráter Ismenia Patera en Marte, cuyo origen sigue siendo desconocido para los científicos.

cratermarte

Los astrónomos no saben si Ismenia Patera, “patera” significa “plato” en latín, es el efecto de un meteorito que golpeó la superficie del planeta o son los restos de un supervolcán.

El cráter se encuentra ubicado en el territorio marciano de Arabia Terra, un área de transición entre las regiones boreal y austral del planeta, una zona de superficie intrigante para los científicos.

Ismenia Patera tiene 75 kilómetros de diámetro. Su centro está rodeado por un anillo de colinas y bloques que pudieron haber sido lanzados al cráter por impactos cercanos. El material proyectado durante estos fenómenos también creó pequeños valles y depresiones dentro de éste.

Las instantáneas fueron capturadas por la cámara estéreo de alta resolución de Mars Express, el pasado primero de enero, las cuales muestran varios aspectos de Marte, como el origen de formaciones que crecen su superficie o su evolución.

Esta es una cuestión clave en el caso de Ismenia Patera: ¿cómo se formó esta depresión?.

De acuerdo con la ESA, los científicos tienen dos hipótesis sobre la formación de Ismenia Patera. La primera asocia su origen a la posible caída de un meteorito en Marte.

Después del impacto, una serie de depósitos sedimentarios y hielo pudieron haber llenado el cráter hasta que se derrumbó, para formar el paisaje irregular y lleno de fisuras apreciable al día de hoy.

La segunda idea sugiere que, en lugar de un cráter, Ismenia Patera alojó un volcán que hizo erupción con secuelas catastróficas, al arrojar cantidades considerables de magma a sus alrededores y acabar por derrumbarse.

Los volcanes que pierden tal cantidad de material en una sola erupción son conocidos como supervolcanes. No obstante, los científicos no tienen claro si han existido este tipo de formaciones en el “planeta rojo”.