Seleccionar página

Una cafetería temática y macabra de Bangkok propone a sus clientes meterse en un ataúd para concienciarse de que son mortales y salir de allí con el propósito de disfrutar más de la vida.

cafe tailandia 2

Este establecimiento, recién abierto en un barrio de moda por un intelectual budista para “concienciar sobre la muerte”, vende bebidas con nombres como “nacimiento”, “muerte”, “vejez” o “sufrimiento”.

Se accede al local por un callejón oscuro lleno de letreros luminosos con preguntas como “¿Cuál es el propósito de tu vida?”.

En el centro de este “café de la muerte” está la atracción principal: un ataúd con un epitafio en inglés que dice “Eventually you can bring nothing” (No es necesario traer nada).

El creador de esta cafetería, Veeranut Rojanaprapa, niega buscar solo el lucro, en una ciudad donde hay ya una oferta muy variada y peculiar, con locales donde el cliente puede disfrazarse de sirena o de unicornio.

Para este profesor universitario especializado en estudios sobre el envejecimiento de la población, es una aplicación práctica de sus investigaciones sobre “la concienciación de la muerte”.

El sociólogo se declara convencido de que una genuina toma de conciencia individual sobre el principio de impermanencia de la vida es la llave para curar a la sociedad de la violencia y la corrupción.