Seleccionar página

Más de cuatro décadas después de ser evacuado de la guerra de Vietnam a Irlanda del Norte siendo bebé, Vance McElhinney regresó a su país de origen y encontró a su madre biológica, con la que ha decidido convivir parte del año. 

vietnamita madre

“Siempre había tenido la pregunta rondando en mi cabeza, quiénes son mis padres biológicos. Pero no fue hasta hace tres años cuando me atreví a dar el paso y viajar a Vietnam”, dijo.

McElhinney, nacido en julio de 1974, fue uno de los 99 bebés evacuados al Reino Unido en abril de 1975 dentro de la llamada operación Baby lift, que llevó a otros tres mil niños vietnamitas, en su mayoría huérfanos, a Estados Unidos y Europa.

Adoptado por los McElhinney, una familia protestante de las afueras de Belfast, contó haber vivido una infancia “razonablemente feliz” pese a los insultos que recibía por sus rasgos asiáticos y a vivir años difíciles por el conflicto del Ulster.

Recuerda cómo de niño era entrevistado de vez en cuando por periódicos y televisiones, algo que le resultó útil hace dos años, cuando emprendió su búsqueda y la BBC se ofreció a apoyarle para grabar un documental.

Meses después, comenzó a recibir mensajes de personas que decían ser sus familiares y cuando volvió a Vietnam, se encontró con la mujer, que rompió a llorar en cuanto lo vio. “Era una situación rara; yo era muy escéptico y ella me insistía, a través de la intérprete, en que me quedara en su casa, en que pasáramos tiempo juntos, que era su hijo”.

Aunque otros evacuados del Baby lift han regresado a su país de origen en los últimos años para reencontrarse con sus raíces y en algún caso han dado con sus padres o a familiares, McElhinney ha ido más allá al decidir instalarse en Vietnam parte del año y hacerse cargo de su madre.