Seleccionar página

El cine ha mostrado en muchas ocasiones ciudades específicamente creadas para cierto grupos de población, desde las comunidades futuristas en la que sólo pueden habitar los de clase alta hasta las poblaciones creadas para los rechazados sociales.

pueblo alzheimer 1

Aunque se pensaba que esta forma de vida sólo ocurría en las producciones cinematográficas, una comunidad al sur de Amsterdam demostró lo contrario.

En Weesp, al sudeste de la capital, existe una metropoli cerrada conformada por 23 edificios, dos parques, un teatro, un centro comercial, un bar y un restaurante, los cuales son exclusivos para los residentes que comparten algo en común: un grado avanzado de demencia senil, ya sea por Alzheimer o por otras enfermedades asociadas.

Hogeweyk es un geriátrico, pero nada lo revela. Los médicos y enfermeras están en todos lados, desde los bares hasta en los parques, pero ninguno de ellos se hace notar, ni utiliza uniforme.

El ejemplo más claro es el barman, que, aunque si es bartender, tiene además una especialidad secundaria en tratar con gente de la tercera edad.

De acuerdo con el creador en 1993, cuando era todavía un asilo, el 50 por ciento de los pacientes recibía medicación antipsicótica; para el 2016 sólo el ocho por ciento.

La gran ventaja del lugar es que los pacientes pueden seguir sus vidas tranquilas sin la violencia del entorno frecuente que se vive en los hospicios y hospitales pero con atención especializada las 24 horas.

A todos los pacientes se les da la opción de elegir entre cuatro diferentes tipo de departamentos: el cosmpolita, el amante de la naturaleza, el de lujo y el holandés tradicional. Esto con el fin de que la gente se sienta valorada y con la capacidad de decidir por ellas mismas.

El costo por paciente son seis mil euros mensuales, de los cuales sólo aquellos con recursos aportan el 40 por ciento.