Seleccionar página

Las cenizas del científico británico Stephen Hawking, fallecido la pasada semana, serán enterradas en la abadía de Westminster, cerca de los del físico Isaac Newton.

abadia westminster 2

El deán de Westminster, el reverendo John Hall, afirmó que es “completamente apropiado que los restos del profesor Stephen Hawking sean enterrados en la abadía, al lado de otros distinguidos científicos”.

El cosmólogo, célebre por sus libros de divulgación científica y sus investigaciones sobre el origen del Universo y los agujeros negros, será despedido en una ceremonia pública durante este año de la que no se han divulgado detalles.

El próximo 31 de marzo, se celebrará un funeral privado en la iglesia Great St Mary de Cambridge, al que han sido invitados familiares, amigos y colegas del físico, informaron los hijos Hawking en un comunicado.

“Nuestro padre vivió y trabajó en Cambridge durante más de 50 años. Era una parte integral y muy reconocible de la Universidad y la ciudad. Por ese motivo, hemos decidido celebrar su funeral en la ciudad que tanto amó y que tanto le amó”, señala la nota divulgada por el colegio universitario Gonville and Caius, al que pertenecía el físico.

En la abadía londinense están sepultadas algunas de las personas más relevantes en la historia del Reino Unido, desde monarcas y políticos hasta científicos y escritores.

Los restos de Hawking serán los primeros que se enterrarán en ese espacio desde la muerte de los físicos atómicos Ernest Rutherford, en 1937, y John Thomson, en 1940.