Seleccionar página

Un niño de nueve años mató de un disparo a su hermana, de 13, en Mississippi, luego de una discusión sobre el control de un videojuego.

control videojuegos 1

La tragedia se produjo cuando la niña se negó a renunciar al control, dijo el alguacil del condado de Monroe, Cecil Cantrell. El niño abrió fuego, alcanzando a su hermana en la parte posterior de la cabeza.

La bala perforó el cerebro de la adolescente, que debió ser llevada en estado crítico a un hospital en Memphis, Tennessee, donde murió.

Ya se puso en marcha una investigación para determinar cómo el niño tuvo acceso a un arma de fuego y en qué medida fue consciente del peligro.

Tales accidentes no son raros en Estados Unidos, donde el debate sobre el control de armas en manos de la población continúa, especialmente por repetidos y trágicos tiroteos en centros de estudio.