Seleccionar página

Si lo que buscabas era recibir un salario millonario durante varios años, antes debías limitarte a cuatro profesiones: director general de una empresa, banquero, celebridad o deportista profesional. Ahora se sumó una quinta opción: experto en Inteligencia Artificial (IA). El motivo: nadie se pone de acuerdo sobre cuántos hay en el mercado.

inteligencia artificial sueldo 1

Google, Facebook, Apple, Amazon.com, Uber Technologies, entre otras compañías ofrecen deslumbrantes paquetes de sueldo para que trabajen en el desarrollo de reconocimiento facial, asistentes digitales y autos sin conductor. Incluso los recién forjados doctores en aprendizaje automático y ciencia de datos pueden llegar a ganar más de 300 mil dólares al año. Más allá de la industria tecnológica, los buscan en bancos, fondos de cobertura, armadoras de autos y farmacéuticas.

Diseñar sistemas de IA requiere de una mezcla muy complicada de conseguir de matemáticas de alto nivel y comprensión estadística, nociones de ciencia de datos y programación informática, así como una dosis de intuición. Hay cálculos que varían mucho de qué tan escaso es el acervo de talento para el sector de la IA. La respuesta importa porque ayuda a las compañías a decidir si deben construir sus sistemas internamente o depender de terceros.

Element AI, una incubadora con sede en Montreal que ayuda a comercios a diseñar e implementar sistemas de aprendizaje automático, publicó un reporte en el cual concluyó que unos 22 mil científicos informáticos con doctorado en el mundo son capaces de construir sistemas de inteligencia artificial. De ellos, únicamente alrededor de tres mil buscan trabajo actualmente. En contraste, al menos 10 mil posiciones de trabajo similares están vacantes en Estados Unidos.

Esos números están muy por debajo de otro cálculo difundido en diciembre por Tencent Holdings Ltd., el gigante chino de internet. El reporte aseguraba que el mundo tiene quizás entre 200 y 300 mil “practicantes e investigadores de IA”. Element dice que contó demasiados codificadores que meramente contribuyen a proyectos, pero que en realidad carecen de la experiencia para crear de la nada algoritmos novedosos y aplicaciones.

Element barrió LinkedIn en busca de personas cuyos perfiles incluían doctorados obtenidos desde 2015, mencionaban frases clave (procesamiento del lenguaje natural, visión computacional) e incluían en sus habilidades lenguajes de programación; que son la base de todo el software de IA.