Seleccionar página

En el proceso de fabricación de cerveza, Heineken México desecha cerca de 200 mil toneladas de cascarilla de cebada anualmente. Conscientes de ello y en víspera del próximo Vive Latino, la empresa diseñó en conjunto con BioSolutions un vaso elaborado en 25 por ciento del grano con la finalidad de reducir el impacto de sus desechos.

vasos vive latino 1

Anualmente la compañía utiliza cerca de 10 millones de vasos para los distintos eventos en donde tiene presencia, pero bajo esta iniciativa la cervecera prevé usar solo un millón anuales, bajo la premisa de incentivar a su consumidor a reutilizar los vasos.

Heineken México comenzará a utilizar estos envases a partir del sábado, durante el Festival Vive Latino, que se realizará en el Foro Sol.

“Elaborarlos los vasos con la biomasa de cascarilla de cebada significa que dejaremos de utilizar 10 mil kilogramos de plástico”, explicó Jüergen Dag Harald Mulder, director de abastecimiento de Heineken México.

La iniciativa se desarrolló en aproximadamente 18 meses. La idea es aumentar progresivamente el contenido de cebada en el recipiente, que ahora es del 25 por ciento, y cuando éste termine su periodo útil ser transformado en otros materiales como mesas, sillas o instrumentos que utiliza Heineken en sus labores publicitarias.

A pesar de que la fabricación de estos envases es ocho por ciento más cara, la finalidad de la iniciativa es responder a la demanda de sus consumidores millennials, quienes por lo general muestran una preocupación por el ambiente.