Seleccionar página

Jerry Selbee, del estado de Míchigan, y su esposa Marge, ganaron 27 millones de dólares a lo largo de nueve años tras haber encontrado una “hueco” en una lotería estatal. 

loteria-incredula-2

Jerry, especialista en matemáticas y amante de las cifras, ya estaba jubilado en 2003 cuando comenzó a jugar a una lotería recién lanzada llamada Winfall. El boleto costaba un dólar y para ganar el premio mayor, que repartía de dos millones de dólares, había que acertar seis números del 1 al 49.

Lo que atrajo la atención del hombre fue que si nadie ganaba el “gordo” durante un tiempo y este superaba los cinco millones de dólares, entonces lo que ocurría era el llamado roll-down, es decir, durante el siguiente sorteo, este premio se repartía entre los que acertaran 5, 4, 3 o incluso 2 números.

Finalmente, lo que descubrió el jubilado fue que al comprar miles de boletos y hacer cálculos correctos podía ganar mucho más de lo que gastaba. Al principio Jerry perdió 50 dólares, pero durante el siguiente roll-down al gastar tres mil 400 dólares en boletos, ganó seis mil 300 dólares.

Sus ganancias crecieron, y entonces le contó el secreto a su esposa Marge. La pareja se dedicó a jugar a esa lotería y reunir dinero hasta que la misma fue cerrada en 2005; sin embargo, el hombre pronto descubrió que en Massachusetts habían lanzado una lotería similar, la Cash WinFall.

Los esposos lograron ganar en total 27 millones de dólares, jugando a la lotería en dos estados, primero en Michigan y luego en Massachusetts, hasta que la última también fue cerrada en 2012. Finalmente, la ganancia neta que obtuvieron fue de 7.75 millones de dólares netos.