Seleccionar página

Japón quiere alcanzar el cielo y ser la vanguardia de la arquitectura contemporánea.

rascacielos madera 1

El fabricante de productos de madera nipón Sumitomo Forestry planea construir el W350, un rascacielos de madera de 350 metros de altura en el centro de la capital, Tokio.

La construcción del edificio tomará más de 20 años, por lo que será en 2041, cuando verá la culminación del rascacielos de madera más alto del mundo.

Como si fuese una suerte de tronco de árbol que crece hacia el cielo, la estructura del edificio de 70 plantas está compuesta en su mayoría de madera y estará cubierta de distintos tipos de plantas que treparán rodeándola. El 90 por ciento del edificio está construido con este material mientras que el resto es acero, lo que permite controlar las vibraciones de los temblores.

La compañía calcula que el proyecto tendrá un coste de unos 600 billones de yenes, casi el doble de lo que costaría construir un edificio normal de esas características; sin embargo, para 2041, la empresa calcula que la tecnología habrá avanzado de tal forma que se abaratarán los costos, justo el año del festejo de su 350 aniversario.