Seleccionar página

La escuela de Tokio que decidió introducir uniformes de la marca de lujo Armani para sus alumnos, tuvo que contratar guardias de seguridad, pues algunos niños habían sido importunados en la calle. 

armani store 2

La escuela de primaria de Taimei, situada en el elegante barrio de Ginza, contrató a personal de seguridad después de que, al menos tres de sus alumnos, hubieran sido abordados por individuos que los agarraron por el uniforme y les preguntaron si estaban inscritos en el centro en cuestión.

“Los vigilantes patrullan en las calles que toman los alumnos por la mañana y cuando vuelven a sus casas”, precisó el centro de estudios.

Japón tiene unas tasas de inseguridad muy bajas y los guardias de seguridad frente a las escuelas son muy inusuales.

Este centro generó una oleada de críticas en las redes sociales y entre la clase política al anunciar, a principios de febrero, que había decidido introducir un uniforme diseñado por Armani a partir de abril, por un precio de hasta 80.000 yenes.

La dirección del centro indicó que deseaba dar una imagen más adaptada a este barrio de la capital, donde se encuentran numerosas tiendas de lujo.