Seleccionar página

Un estudio de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) confirmó la aceleración de las pérdidas de hielo de la Capa de Hielo Antártida Occidental.

antartida calentamiento

El resultado se dio a través de una técnica de visión artificial que procesó datos de cientos de miles de imágenes del satélite Landsat del Servicio Geológico de la NASA. Para producir una imagen de alta precisión de los cambios en el movimiento de la capa de hielo.

El trabajo proporciona una línea de base para la medición futura de los cambios en el hielo antártico, además, se puede usar en la validación de modelos numéricos de capas de hielo necesarios en las proyecciones del nivel del mar.

“Cuando comencé a trabajar en este proyecto hace tres años, había un solo mapa del flujo de la capa de hielo que se realizó con los datos recopilados durante 10 años”, dijo el autor principal del estudio, Alex Gardner.

“Con estos nuevos datos, podemos comenzar a desentrañar los mecanismos por los cuales, el flujo de hielo se acelera o se desacelera en respuesta a las cambiantes condiciones ambientales”, agregó.

De acuerdo con el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA, entre los resultados más importantes destacan una aceleración del flujo de glaciares antes no medida en la plataforma de hielo Getz de la Antártida, de manera probable a consecuencia del adelgazamiento de la plataforma de hielo.

La investigación, publicada en la revista “The Cryosphere”, también identificó la aceleración más rápida de los glaciares antárticos durante el período de estudio (siete años).

Los glaciares que alimentan la bahía Marguerite, en la Península Antártica occidental aumentaron su tasa de flujo entre 400 a 800 metros por año, en respuesta al calentamiento oceánico.

(ntx)