Seleccionar página

El castillo Maol, establecido por primera vez por los vikingos antes de convertirse en una fortaleza del clan Mackinnon en el siglo XV, se vio significativamente afectado por una “enorme bola de fuego”. 

SONY DSC

SONY DSC

El antiguo castillo de Escocia resultó gravemente dañado al ser golpeado por un rayo, tras una fuerte tormenta azotó la zona, que rompió la parte superior de una de las dos partes principales de la ruina.

El gerente de un hotel local, Robert Ireland, captó imágenes dramáticas de la impresionante exhibición del poder de la naturaleza.

Por su parte, Duncan Barwise, describió el hecho como “una rara y desconcertante combinación de relámpagos, truenos, viento violento y nieve”. El hombre tomó fotos del castillo antes y después de la tormenta.

“De repente, un fuerte y casi ensordecedor rayo coincidió con lo que parecía una enorme bola de fuego”, recordó el hombre el incidente que derribó la antigua fortificación.