Seleccionar página

A través de datos del Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA y otros telescopios, investigadores descubrieron que agujeros negros supermasivos en el universo crecen más rápido con respecto a la cantidad de estrellas que se forman en sus galaxias.

agujerosneg2

Los agujeros negros supermasivos son aquellos con millones o miles de millones de masas solares en sus centros, explicó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Los descubrimientos de dos grupos independientes de científicos muestran que los agujeros negros en las galaxias masivas han crecido más rápido que en las menos masivas.

“Estamos tratando de reconstruir una raza que comenzó hace miles de millones de años. Usamos datos extraordinarios tomados de diferentes telescopios para descubrir cómo se desarrolló esta competencia cósmica”, dijo Guang Yang, líder de uno de los proyectos.

Para la elaboración del estudio los especialistas analizaron la tasa de crecimiento de los agujeros negros en galaxias a distancias de 4.3 a 12.2 mil millones de años luz de la Tierra.

Los científicos calcularon la relación entre las tasas de aumento de un agujero negro supermasivo y las estrellas en su galaxia anfitriona y los resultados arrojaron que para las galaxias que contienen cerca de 100 mil millones de masas solares en estrellas, la relación es 10 veces mayor que la de las galaxias que contienen aproximadamente 10 mil millones de masas solares en estrellas.

“Tal vez las galaxias masivas son más efectivas para alimentar con gas frío a sus agujeros negros supermasivos centrales que las menos masivas”, indicó el coautor, Niel Brandt.

Por su parte, otro grupo científico del Instituto de Ciencias Espaciales en España, encontró, de forma independiente, evidencia de que la progresión de los agujeros negros más masivos superó al de las estrellas en sus galaxias anfitrionas.

Mar Mezcua, junto a sus colegas estudiaron 72 galaxias ubicadas en el centro de los cúmulos de galaxias a distancias de hasta unos 3.500 millones de años luz de la Tierra, para luego calcular las masas de agujeros negros en estos cúmulos de galaxias.

Los científicos hallaron que las masas de los agujeros negros eran cerca 10 veces más grandes que las masas estimadas por otro método.

“Encontramos agujeros negros que son mucho más grandes de lo que esperábamos. Tal vez tuvieron una ventaja en esta carrera para crecer, o tal vez tuvieron una ventaja en la velocidad de crecimiento que duró miles de millones de años”, expuso Mezcua.

En su investigación los especialistas detallan que casi la mitad de los agujeros negros en su muestra tenían masas estimadas en por lo menos 10 mil millones de veces la masa del Sol.

El resultado anterior, los coloca en una categoría de peso extremo que algunos astrónomos llaman agujeros negros “ultramasivos”.