Seleccionar página

Tras dejar atrás el GO, reunir 200 millones de dólares y desplazar a Mattel como fabricante de juguetes número 1 en términos de ventas, Hasbro vertió gasolina sobre las brasas de los juegos nocturnos: ahora está bien hacer trampa en el Monopoly.

monopoly 2

La Monopoly Cheater’s Edition se lanzará este otoño con nuevas reglas y elementos que alentarán la trampa como parte del juego. La nueva edición especial va más allá de simples temáticas, como la edición de La guerra de las galaxias, e introduce un nuevo estilo en uno de los juegos de mesa más populares de todos los tiempos.

“Como sabe todo el que haya participado en el juego, la competencia amistosa con frecuencia suele intensificarse”, explicó el vicepresidente de Hasbro, Jonathan Berkowitz. “Eso significa que los jugadores tratan de violar las reglas en su búsqueda del triunfo”.

Además de las habituales Cajas de Comunidad y Cartas de Suerte, 15 Cartas de Trampa indicarán a los jugadores que lleven a cabo discretos sabotajes y trampas en el transcurso del juego.

Si lo consiguen, los exitosos recibirán una inyección de efectivo o propiedades gratis. Si los descubren, se verán obligados a devolver dinero y hasta podrán terminar esposados en la cárcel: literalmente sujetos al tablero mediante esposas plásticas.

La lista de trampas “aprobadas” comprende robarle al banco, saltarse espacios, no pagar renta, agregar a nuestra cartera un hotel que no compramos, eliminar un hotel de la propiedad de otro jugador, mover la ficha de otro jugador en lugar de la nuestra y cobrar alquiler por la propiedad de otro.