Seleccionar página

Casi todos los padres quieren lo mejor para sus hijos y procuran siempre su bienestar. Esto incluye el mantenerlos seguros y alejados de lo que ellos consideren peligroso. 

padre protector 2

Desde hace casi una década, un hombre de Georgia impide a sus ocho hijos salir a la calle para “protegerlos de la mala influencia de la sociedad”.

“Les enseño lo que considero necesario, no les hace falta ni química ni física”, dijo el georgiano a periodistas locales congregados frente a la entrada en su casa.

La localidad donde Amirán Devnozashvili mantiene secuestrados a sus ocho hijos -tres niños y cinco niñas entre siete y 21 años- se halla a 320 kilómetros al noroeste de la capital georgiana, en la provincia de Racha-Lechkhumi y Kvemo Svaneti.

“Mis hijos saben cosas importantes como, por ejemplo, que fumar es malo”, indicó Devnozashvili, sin dejar que los medios de comunicación se asomen al patio de su hogar, el único sitio donde desde 2010 salen a pasear sus ocho hijos.

La privación de libertad de los niños ha provocado fuertes críticas de trabajadores sociales y vecinos de la localidad, que sin embargo no han logrado influir en la situación.

Tampoco dio resultado alguna la orden judicial emitida por un tribunal de la zona.

Devnozashvili advierte que si alguien intenta quitarle a sus hijos “correrá la sangre”.