Seleccionar página

“El subastador”, “Rebelión”, y “La grasa no es como la pintan”, entre las recomendaciones literarias de esta semana.

Resultado de imagen para El subastador”: De Eugenio Aguirre

1.- “El subastador”: De Eugenio Aguirre, donde cada objeto es una maldición que está a punto de revivir. Aquí, el excéntrico y encantador millonario “Carlos Thorton” coleccionista de mil antigüedades portadoras de los males que acabaron con sus difuntos dueños, va un paso más allá en la práctica del delicado arte del asesinato.

Por eso, subasta todos los objetos malditos entre aquellos que su refinado juicio considera dignos de morir. Su asistente “Faltrique” y la hermosa “Susama”, una chica de escrúpulos cambiantes, se vuelven sus cómplices para encontrar, ya sea en África o en Sudamérica, cualquier antigualla que le ayude a satisfacer su tan inusual y exótico gusto por la muerte.

A través de la estilizada mente de un hombre obsesionado por desentrañar los perversos misterios de sus reliquias, “El subastador” presenta a la aristocracia mexicana vista desde la extravagancia: Los que derrochan fortunas en armarios con guillotina, o esos otros que compran estatuas de personas cristalizadas mientras beben una copa de helada champán.

Resultado de imagen para “Rebelión” De Kass Morgan.

2.- “Rebelión” (cuarta entrega de la tetralogía “Los 100”): De Kass Morgan. La gente gritaba y caía a su alrededor, mientras dos pensamientos van a la mente de uno de los personajes: “Esto no puede estar sucediendo”, y “lo sabía”. Ya hace un mes que los transbordadores espaciales aterrizaran, en tanto que el resto de los colonos se unió a Los Cien en la Tierra.

Siglos después de que una guerra nuclear destruyera el Planeta Tierra, toda la humanidad lucha por restaurar su sociedad. En la conclusión de la saga, colonos y terrícolas celebran sus primeras fiestas juntos, pero para horror de todos, un ataque de extraños fanáticos los sorprende con inusuales gritos de batalla que impregnan el aire, y capturan prisioneros.

Por si fuera poco, saquean suministros vitales. Los años de exposición radioactiva les han pasado factura, y los agresores dan pasos drásticos para sobrevivir. “Bellamy” y “Clarke” juran traer de regreso a los demás a toda costa y se lanzan tras sus nuevos enemigos, pero en su afán de salvar a los cautivos, pronto surgen entre ellos desacuerdos irreconciliables.

Resultado de imagen para “La grasa no es como la pintan”: De Nina Teicholz

3.- “La grasa no es como la pintan”: De Nina Teicholz, toca un tema sumamente interesante: Mitos, historias y realidades del alimento que el cuerpo humano necesita, y sostiene que debido a que la ciencia se ha equivocado por décadas acerca de las grasas alimenticias. De esa manera, asegura que “podemos recuperar nuestra salud ¡comiendo más grasa!”.

La autora demuestra cómo la dieta baja en grasa que la medicina ha recomendado es un experimento en la población entera con consecuencias desastrosas para la salud. Durante décadas los médicos han dicho que la mejor dieta es la libre de grasas. ¿Y si los alimentos que se han evitado son la clave para revertir enfermedades que aquejan a la sociedad?

¿Qué pasaría si una dieta baja en grasas fuera el verdadero problema?, se pregunta Nina y ofrece esta narración que da un giro de 180 grados a la sabiduría convencional acerca de todas las grasas, con una revolucionaria premisa: “Entre más grasa comamos, incluyendo la saturada, mejor será nuestra salud y bienestar”. Hay que leer sus fuentes y todas sus teorías.

(ntx)