Seleccionar página

Los chinos son todo un ejemplo de cómo con trabajo y buena organización pueden lograrse grandes cosas. En lo que dura una jornada laboral completa, más una hora extra, lograron construir una estación de tren de alta velocidad en la ciudad de Longyan.

estacion tren 1

En solo nueve horas completaron una obra de gran calibre para que el tráfico viario estuviera el menor tiempo posible parado.

Para lograr tal hazaña hicieron falta unos mil 500 trabajadores, siete trenes y 23 excavadoras. Se coordinaron como si fueran uno para pavimentar el terreno, poner las vías, instalar las señales de tráfico y montar los equipos de monitoreo, todo en un tiempo récord.

La construcción en la estación de Nanlong dotará a la ciudad de Longyan de unas nuevas instalaciones donde se conectarán los tres ferrocarriles principales de la zona: el de Ganlong, el de Ganruilong y el de Zhanglong.

Se estima que la obra completa concluya a finales de este 2018 y que con sus 246 kilómetros, el ferrocarril de Nanlong se convierta en el principal medio de transporte entre el sudeste de China y el centro de China.