Seleccionar página

Una muestra colectiva de arte contemporáneo que busca estimular la subjetividad a partir de ciertos conceptos como la entropía y la tergiversación.

fantasmasemio

Un total de 120 obras, entre pintura, dibujo, collage, arte-objeto, escultura, videoarte e instalación, realizadas por 14 artistas mexicanos y un estadounidense, integran la muestra abierta en el Museo de Arte Carrillo Gil hasta el 13 de mayo.

En estas piezas, creadas por artistas de cuatro generaciones, hay un concepto clave: la tergiversación en distintos aproximamientos.

7102 es la tergiversación de 2017, año de Trump, año de post-verdad, año de una catástrofe que nos volteó incluso la fecha, que nos tergiversó a todos, ese es el fantasma, la tergiversación.

Sin embargo, no es arte de tergiversar. Es el arte del no futuro, arte sobre el no futuro, arte para el no futuro, puede ser muchas cosas, pues en esta exposición el lenguaje visual y la investigación plástica también profundizan sobre la noción de entropía.

Entropía es el quiebre que se da en un sistema que funciona correctamente, a partir del cual no se restablece, por lo que ya no funcionará igual y continuará con ciertas fallas o distorsiones.

La exposición está conformada por obra plástica: pintura, dibujo, gráfica y escultura que hacen una oferta distinta de aproximación a estas disciplinas, además de dos piezas de videoarte, dos registros de performances conectados con otros soportes y una obra interactiva, con las cuales también se hace un guiño al concepto de situación, que es una constante en la exposición.

Si bien se trata de obra reciente, la muestra incorpora trabajo de dos artistas que ya no están: Estrella Carmona y Melecio Galván. De la primera, se muestran algunos dibujos de su impresionante obra en la que abordó el inevitable final de este sistema por guerras, en una especie de apocalipsis.

Mientras que de Melecio Galván se presenta una serie de dibujos inéditos que creó como ilustraciones para libros de primaria, a pesar de lo cual no son obras simples, sino inquietantes, con una carga melancólica y surrealista, e incluso sumamente sarcásticas.

Además está en exhibición una obra de Damián Ortega, espectacular pero también sencilla, pues se trata de una vivienda a la que ha llegado la catástrofe, la cual se muestra dentro de ella, con una inundación.

También hay obras que son demasiado extrañas y crípticas, que proponen dentro de la plástica, una oferta distinta de pintura y escultura.

Es el caso de Berta Kolteniuk que trabaja con la materia misma de la pintura y de Sebastián Roque, quien genera fundiciones en lugares específicos, por ejemplo en un peldaño de la Pirámide del Sol, en Teotihuacán, fundió una escultura con una aleación a la cual le cayeron muchos elementos del medio ambiente y su trabajo lo hace en una especie de performance.

También se incluye obra del estadounidense Alex Hubbard y de los mexicanos Alexis de Chaunac, Cisco Jiménez, Cristián Franco, Dennis Miranda, Diego Pérez, Laureano Toledo, Rodrigo Sastre, Santiago Merino y Víctor del Moral.

 

Lugar: Museo de Arte Carrillo Gil

Dirección: Av. Revolución No. 1608, esquina Altavista, San Ángel, Álvaro Obregón, Ciudad de México.

Horario: Martes a domingo de 10:00 a 18:00 hrs.

Costo: $50.00

Domingo, entrada libre.