Seleccionar página

El comprador de una aldea en Alemania quiere cancelar la adquisición y que le devuelvan el dinero invertido.

pueblo tasmania 2

El hombre, cuya identidad se desconoce, compró el pueblo de Alwine, en el este de Alemania, en una subasta a fines de diciembre por 140 mil euros.

Ahora el comprador quiere romper la transacción; afirma que el acuerdo carece de valor legal, ya que expresó su deseo de comprar únicamente por teléfono.

Andreas Claus, el alcalde del municipio Uebigau-Wahrenbrück, del que forma parte la aldea, declaró que sospechaba que “algo como esto podía suceder”.

El jefe de la casa de subastas Karhausen, Matthias Knake, considera que los argumentos del comprador son débiles. Hasta de que se resuelva el problema entre ambas partes, la aldea seguirá siendo propiedad del antiguo propietario, que compró el poblado en 2000 por tan solo un marco alemán.

La aldea de Alwine cuenta aún con 15 pobladores. Todos ellos son personas jubiladas, con excepción de una sola familia, y no van a mudarse a ninguna parte, sino que serían ‘heredados’ por el nuevo propietario junto con los inmuebles.