Seleccionar página

Investigadores israelíes descifraron una de las últimas partes oscuras de los Rollos del mar Muerto, una colección de casi mil manuscritos antiguos en hebreo, arameo y griego, descubiertos en cuevas cercanas a Qumran, en el desierto de Judea, en los años 1940-1950.

rollomar

Se trata de un pergamino calendárico escrito en código críptico, el cual está extremadamente fragmentado, por lo que científicos del Departamento de Estudios Bíblicos de la Universidad de Haifa, Israel, reconstruyeron los 60 trozos, algunos de ellos de menos de dos centímetros, como un rompecabezas.

Una vez reconstruido, los investigadores encontraron que contenía un calendario de 364 días con las fechas más importantes de la secta de Qumran, cuyos miembros se referían a sí mismos como comunidad de Yahad (Juntos), un grupo ermitaño que vivió en el desierto de Judea.

“Este calendario estuvo involucrado en uno de los debates más intensos entre diferentes grupos durante el periodo tardío del Segundo Templo”, relatan el doctor Eshbal Ratzon y el profesor Jonathan Ben-Dov, autores del estudio, en un artículo publicado en la revista Journal of Biblical Literature.

“El calendario lunar, que sigue el judaísmo hasta nuestros días, requiere una gran cantidad de decisiones humanas. La gente debe mirar las estrellas y la Luna e informar sobre sus observaciones, y alguien debe estar facultado para decidir sobre el nuevo mes y la aplicación de los años bisiestos”, refieren.

“Por el contrario, explican, el calendario de 364 días fue perfecto. Debido a que este número se puede dividir en cuatro y siete, las ocasiones especiales siempre caen en el mismo día. Esto evita la necesidad de decidir qué sucede cuando una ocasión en particular cae en día de reposo, como sucede en el calendario lunar”.

“El calendario de Qumran no cambia, y parece haber incorporado las creencias de los miembros de esta comunidad con respecto a la perfección y la santidad”, sostienen.

Este almanaque describe dos ocasiones especiales que no se mencionan en la Biblia, pero que ya se conocen en el Pergamino del Templo de Qumrán: las fiestas de Vino Nuevo y Aceite Nuevo, fechas que constituyeron una extensión del festival de Shavuot tal como lo conocemos hoy, que celebra el New Wheat.

De acuerdo con este calendario, el festival de New Wheat cae 50 días después del primer sábado posterior a la Pascua; la fiesta del Vino Nuevo llega 50 días más tarde; y tras un intervalo adicional de 50 días, se celebra el festival de Aceite Nuevo.

Los investigadores sabían por los rollos anteriores que los miembros de la secta celebraban la transición entre las estaciones, y agregaban un día especial para cada uno de los cuatro cambios de estación. Sin embargo, el nombre de estos días especiales había permanecido desconocido hasta ahora.

El pergamino actual revela que estos días fueron referidos por la palabra Tekufah, la cual en el hebreo de hoy se traduce como “período”.

“Este término es familiar de la literatura rabínica posterior y de los mosaicos que datan del período talmúdico, y podríamos haber supuesto que también se usaría con este significado en los rollos, pero esta es la primera vez que se revela”, señalan los científicos.

“El desplazamiento también proporciona información adicional sobre las costumbres de los autores de los rollos”, dicen y agregan que al parecer la persona que escribió el pergamino, quizá uno de los líderes de la secta, olvidó mencionar varios días especiales marcados por la comunidad.

“En consecuencia, otro escriba se vio obligado a corregir los errores, agregando las fechas faltantes en los márgenes entre las columnas de texto”, añaden.

El rollo está escrito en código, pero su contenido real es simple y conocido, y no había ninguna razón para ocultarlo, aunque esta práctica también se encuentra en muchos lugares fuera de Israel, donde los líderes escriben en código secreto, incluso sobre asuntos universalmente conocidos, como un reflejo de su estado.

“La costumbre estaba destinada a mostrar que el autor estaba familiarizado con el código, mientras que otros no”, indican.

(ntx)