Seleccionar página

Un tupper puede ser un objeto valioso para un oficinista, pues puede guardar su comida y agua.

tupper 2

El pasado 22 de enero, una mujer perdió su botella azul de Tupperware y decidió poner un letrero en la oficina para dar con él: “A quien tomó mi botella azul de Tupperware: por favor devuélvemelo o págamelo”, escribió en un letrero que pegó en su oficina y en el que también colocó una imagen de la botella.

Un compañero de trabajo colocó junto al letrero el siguiente mensaje: “Vendo botella azul de Tupperware. Informes en: el escurridor”.

Quien finalmente se apoderó del tupper no quedó satisfecho con él: “Se traspasa tupper azul original”, escribió. “Papeles en regla, todo pagado. Estética 8/10. Jalando al 100 por ciento. Detalles de uso: un poco mordido de la tapa, nada que afecte su funcionamiento”.

La misma marca Tupperware calificó el hecho como una “triste historia”; sin embargo, esta historia tuvo un final feliz, pues Tupperware México llenó el vacío que su botella perdida le dejó a la oficinista enviándole un kit completo de productos Tupper, después de lamentar el hecho ocurrido en la oficina de la joven.