Seleccionar página

Dos jóvenes intentaron grafitear un vagón del Metro en Madrid, pero con tan mala suerte que un conductor les dio su merecido al rociarlos con sustancias químicas contenidas en un extintor.

gafiteros 2

Los jóvenes irrumpieron en el andén para sorpresa de los usuarios del transporte y comenzaron a pintar el exterior del tren. Según indicaron las administradores del Metro Madrid, los muchachos accionaron los frenos de emergencia para poder bajar a las vías; sin embargo, el conductor no toleró la acción y en lugar de llamar a las autoridades prefirió poner orden el mismo.

Al darse cuenta de que pintaban el exterior del vagón, el hombre dejó la cabina de operación, tomó el extintor más cercano, abrió la puerta manualmente y comenzó a rociar a los jóvenes artistas.

Un usuario que se encontraba en el sitio grabó la agresión con su teléfono, exclamando reiteradamente: “¡Caballero, que son chavales!”, tratando de que el conductor dejara de rociar el químico antifuego a los muchachos.