Seleccionar página

Corea del Sur enterró una cápsula del tiempo como parte de las celebraciones del 30 aniversario de su primera base antártica, que será abierta 70 años más tarde para conmemorar el centenario de la base.

baseantartica

Los miembros de la base Rey Sejong sellaron sus pertenencias personales, equipo y fotografías en una cápsula del tiempo y la enterraron bajo la base en una ceremonia, que fue presenciada por el ministro de los Océanos y la Pesca, Kim Young-choon, y los jefes de las estaciones de investigación extranjeras en el Polo Sur.

La cápsula del tiempo será abierta en 2088 para celebrar el centenario del primer instituto de investigación polar de Corea del Sur, de la cual se espera que confiera el espíritu de exploración polar a la próxima generación, destacó la agencia Yonhap.

El instituto de investigación fue construido en la isla Rey Jorge, en la parte occidental de la Antártida, el 27 de febrero de 1988, para explorar el entorno prístino de la Antártida y colaborar en proyectos de investigación internacionales.

Con un personal de cerca de 100 miembros, la base lleva a cabo dos grandes expediciones al año, una en verano y otra en invierno, para actividades de investigación en campos como geología, biología, meteorología y sismología.

En el 2018 el equipo de investigación tiene previsto explorar un lago subglacial a dos mil 500 kilómetros por debajo del mar Antártico, donde podrían encontrarse microorganismos únicos y registros climáticos.

Corea del Sur abrió en 2014 una segunda estación de investigación en el Polo Sur, convirtiéndose en el décimo país en tener más de una estación de investigación en el continente congelado.

(ntx)