Seleccionar página

David Joyner usó el disfraz del dinosaurio Barney desde 1991 hasta 2001.

IMG_20180125_113417

Pero el hombre detrás del icónico personaje infantil cambió completamente su vida: dejó el mundo del entretenimiento y ahora se dedica al negocio del sexo tántrico.

Desde 2004 está al frente de un establecimiento llamado Tantra Harmony.

Según contó, cobra por una clase 350 dólares, y cada sesión dura entre tres y cuatro horas e incluye un baño ritual, balance de chakras, masajes y también sexo.

Sólo ofrece su servicio a mujeres y asegura tener cerca de 30 clientas habituales.

También develó que existe una conexión directa entre su actual trabajo y su etapa como el famoso dinosaurio morado. “Antes de ponerme el disfraz, le rezaba a Dios y le pedía que me dejara su amoroso espíritu divino para fluir a través de mí, a través del disfraz, y dejar que eso atrajera a los niños”, afirmó.

Joyner, de 54 años, no registra ninguna queja en su contra ni denuncias ante las autoridades. Es más, algunas de sus clientas, a las que él llama “diosas”, relataron sus experiencias y señalaron que sus sesiones son un “despertar espiritual”