Seleccionar página

El “Reloj del Juicio Final”, un símbolo dirigido por un grupo de científicos sobre los riesgos que afronta el mundo, se paró a dos minutos del desastre total, un margen que no era tan estrecho desde la Guerra Fría.

reloj juicio final 1

Los expertos del Boletín de los Científicos Atómicos de Estados Unidos situaron en dos minutos del apocalipsis el reloj (Doomsday Clock) para 2018, una representación del fin de la humanidad que desde el enfrentamiento entre Estados Unidos y la Unión Soviética nunca había estado tan cerca de una catástrofe nuclear.

Ahora, los insultos y la retórica arrogante del mandatario estadounidense, Donald Trump, y el cruce de amenazas entre Corea del Norte y su país son algunos de los principales motivos que han llevado al grupo de expertos a acercar el minutero treinta segundos hacia la medianoche, la hora figurada del juicio final.

“Estamos muy preocupados por la línea que está siguiendo Estados Unidos y por los comentarios faltos de templanza por parte del presidente”, dijo la presidenta del Bulletin of the Atomic Scientist, Rachel Bronson, sobre la deriva retórica del magnate.

El nuevo movimiento hacia ese mínimo histórico de la aguja supone trazar paralelismos entre la situación actual y la vivida en 1953, en plena Guerra Fría, después de que tanto los soviéticos como los estadounidenses realizaran sus primeras pruebas termonucleares en un plazo de tan solo seis meses.

El progreso del programa militar norcoreano, las tensiones en el sur de China, el incremento de armamento atómico en Pakistán e India, la escasa certidumbre sobre la continuidad de Estados Unidos en el pacto nuclear con Irán o las propias relaciones entre Washington y Moscú para el desarme fueron otros de los argumentos esgrimidos por los científicos.