Seleccionar página

En la actualidad, hay empresas que han dejado de lado los códigos de vestimenta a un lado y son más flexibles en ese sentido; sin embargo, hay otras que siguen obligando a sus empleados a utilizar un uniforme.

airasia

Hace unas semanas, AirAsia causó polémica por ataviar a sus azafatas con un nuevo atuendo que, en ciertos sitios puede parecer casual, pero que a los legisladores de Malasia no les cayó en gracia y lo consideraron “demasiado sexy”.

A este descontento, se unió una clienta frecuente de la aerolìnea, quien envió una carta al senador Hanafi Mamat, por las que consideró “faldas extremadamente cortas” de las aeromozas.

Indicó que el uniformo deja ver su ropa interior, incluso la parte posterior de sus pechos.

La mujer que escribió la carta se identificó como la doctora June Robertson, de Nueva Zelanda, y resaltó que en los últimos meses ha notado que el uniforme de las azafatas ha ido reduciendo su tamaño.

Explicó que en dos ocasiones vivió experiencias desagradables: la primera en una tienda del aeropuerto de Kuala Lumpur cuando una azafata se inclinó y pudo ver su ropa interior; mientras que la otra fue cuando durante uno de sus viajes una empleada se inclinó sobre los pasajeros para atenderlos, pero tenía la blusa abierta y se veía la parte posterior de sus pechos.

Finalmente, cuestionó cómo un país tan respetuoso permite este tipo de vestimenta y comportamiento.