Seleccionar página

Una invaluable colección de más de 300 automóviles deportivos y de lujo de todas las eras, tanto antiguos como último modelo, debería satisfacer al fanático del mundo del motor más exigente, pero aparentemente, no sería lo suficiente para el sultán Ibrahim Sultan Iskandar, el extravagante gobernante del estado malayo de Johor.

troncomovil 1

Reconocido a nivel mundial por su devoción vehicular, el vigésimo quinto heredero de un linaje que domina la parte más meridional de Malasia desde el siglo XVI, sumó un curioso y muy lento bólido a su garage compuesto por decenas de modelos Rolls-Royce, Bentley, Aston Martin, Mercedes-Benz y BMW, además de incontables motocicletas.

El también poseedor de un avión Boeing 737 pintado en oro, recibió hace sólo días una replica completamente operativa del emblemático vehículo de piedra y madera que conducía Pedro Picapiedra en la legendaria caricatura Los Picapiedra.

El automóvil en cuestión fue un obsequio de un monarca del estado vecino de Pahang, según compartió el propio sultán mediante un post en su cuenta oficial de Facebook.

A diferencia del vehículo original, el cual por obvias razones de contexto histórico, debía ser propulsado por los propios pies de sus ocupantes, el flamante modelo 2018 cuenta con su propio motor a combustión interna alimentado por gasolina de origen fósil.

Según se ha compartido, el sultán de Johor es un ferviente admirador de Los Picapiedra, serie animada que ha declarado en repetidas oportunidades ser su “favorita de todos los tiempos”.