Seleccionar página

Su pelo es suave, tienen el cuello alargado y con sus ojos oscuros observan atentamente a las personas. Las alpacas son las hermanas pequeñas de las llamas.

alpaca 2

Originarias de los Andes, cada vez se ven más en los pastos europeos. De aproximadamente un metro de altura y la mitad de peso que una llama, las alpacas no sirven para ser animales de carga.

Por su carácter tranquilo, estos pequeños camellos pueden ser buenas mascotas y han comenzado también a ser empleados en terapias con animales.

Las alpacas son fáciles de cuidar, pero necesitan espacio. La regla es que dos animales dispongan al menos de mil metros cuadrados en una pradera acotada. En muchas ocasiones, los dueños no pueden tener a los animales en las condiciones apropiadas para ellos y los veterinarios en Europa no tienen suficientes conocimientos sobre ellos.

Los problemas más comunes con las alpacas son la cría, la alimentación con comida inapropiada, un deficiente control de los parásitos y una formación incorrecta de la manada.

Muchas personas se deciden rápidamente a comprar alpacas al ver el atractivo que tienen estos animales, pero hay que tener en cuenta que llegan a vivir hasta 20 años y que cuando uno se va de vacaciones, no es fácil encomendar su cuidado al vecino como se hace con un gato.