Seleccionar página

Lo barato sale caro; una mujer contrató a una fotógrafa ‘profesional’ para que tomara un retrato familiar, pero el resultado no fue el esperado. 

retrato familia 1

En Facebook, Pam Dave comentó que pagó 250 dólares a una fotógrafa que se promocionaba como profesional y experimentada, para que realizara el retrato familiar.

Tras recibir el trabajo, el resultado causó una gran impresión debido a que sus rostros fueron retocados de manera peculiar, y quedaron convertidos en una especie de fantasmas, es decir, sus caras eran totalmente planas y sus rasgos, deformes, por lo que no parecían humanos.

Tras darse a conocer el hecho, la fotógrafa, en su defensa, explicó que su profesor nunca la enseñó a editar.