Seleccionar página

En China, un alumno del tercer grado en la provincia de Yunnan, sorprendió a sus compañeros de clase al llegar a la escuela  con la cabeza cubierta de hielo y escarcha. 

El menor recorrió una distancia de 4.5 kilómetros a la escuela pese a que se registraba una temperatura de nueve grados bajo cero, por lo que  llegó a clase con la cabeza casi congelada.

La imagen fue captada por su maestra y compartida en redes, conmoviendo a los usuarios de la red por lo que le han compartido mensajes de solidaridad a él y su familia.