Seleccionar página

Mientras en el hemisferio norte las ondas polares siguen congelando a la población, en la parte austral la ola de calor ha provocado la muerte de cientos de murciélagos de fruta en la ciudad de Sidney, donde los termómetros registraron temperaturas récord de hasta 47.3 grados centígrados.

murcielagos 1

“El clima cálido del fin de semana provocó que algunos murciélagos de fruta, principalmente jóvenes, sucumbieran a un golpe de calor, y más de 500 murieron”, denunció este martes la organización, WIRES, un grupo de rescate de vida silvestre.

La mayoría de las muertes se registraron en el suburbio de Campbelltown, en el centro de Sidney, dónde el calor fue demasiado fuerte para soportarlo, indicó Cate Ryan, rehabilitador de la organización.

Voluntarios del grupo WIRES lograron rescatar y rehidratar 120 pequeños murciélagos al bordo de la muerte, mientras otros 40 fueron llevados a salas de cuidados intensivos de hospitales veterinarios por la grave situación en que fueron encontrados.

Ryan consideró que las altas temperaturas, provocadas por el cambio climático,representan un grave impacto en el ecosistema en general de Australia, con consecuencias altamente preocupantes.