Seleccionar página

Un grupo internacional de investigadores obtuvo por primera vez evidencias observacionales de que la masa del agujero negro central presente en las galaxias masivas afecta la formación de nuevas estrellas dentro de ellas a lo largo de su vida.

agujerosneg

Lo anterior había sido una hipótesis aceptada, clave en la simulación teórica de galaxias masivas, pero carente de información observacional, expuso el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Los centros de las galaxias masivas se hallan entre las regiones más exóticas del Universo. Hospedan agujeros negros supermasivos con miles de millones de masas solares.

Dichos agujeros negros pueden inducir la caída de abundante material hacia ellos, con lo que se produce la emisión de enormes cantidades de energía hasta su final inmersión en el agujero negro.

Asimismo, durante este período se expulsa material hacia el exterior en forma de chorros a altas velocidades capaces de generar violentos choques con el material que lo rodea.

De acuerdo con el IAC desde hace tiempo se pensaba que toda la emisión a las partes externas, así como, el crecimiento del agujero negro central, influía en la forma en que estas galaxias crean estrellas, lo cual dificulta su formación.

“Esta influencia permitiría explicar relaciones como la existente entre la masa del agujero negro central y la masa total estelar”, dijo el primer autor del artículo, Ignacio Martín Navarro.

El investigador de la Universidad de California en Santa Cruz, Estados Unidos, agregó que, sin esta “retroalimentación”, las simulaciones de formación y evolución de galaxias masivas fallan de forma drástica.

“En este trabajo analizamos los espectros centrales de 74 galaxias con los datos del Hobby-Eberle Telescope Massive Galaxy Survey con el fin de obtener cómo el ritmo de formación estelar en estos sistemas ha cambiado a lo largo de su vida, historia de formación estelar”, apuntó.

Para el desarrollo del estudio los investigadores usaron códigos que les permitieron comparar los espectros observados con los predichos por modelos de evolución estelar, así pudieron saber cuántas estrellas de diversas edades habitan las galaxias observadas.

Por su parte, el investigador del IAC, Tomás Ruiz Lara explicó que como resultado del análisis encontraron distintas historias sobre la formación estelar para galaxias que albergan agujeros negros de diversas masas.

“Este hallazgo sugiere de manera clara que, los agujeros negros supermasivos centrales son capaces de afectar a la formación estelar a lo largo de toda la galaxia. Dicho efecto neto depende de la masa de los mismos”, expuso el también coautor del artículo.

“Encontramos que galaxias con agujeros negros centrales más masivos forman la mayoría de su masa 95 por ciento, hasta 4.000 millones de años antes que en el caso de las galaxias con agujeros negros menos masivos”, detalló Ruiz Lara.

Agregó que, de la misma manera, la formación estelar más reciente durante los últimos 700 millones de años es mayor en el caso de galaxias con agujeros negros menos masivos.

En el estudio publicado en la revista Nature, participó un equipo internacional además de investigadores vinculados al IAC y la Universidad de La Laguna.

(ntx)