Seleccionar página

La impuntualidad no es un accidente; para muchos se ha convertido en una opción, algo tan natural que no entienden cómo pueden molestar a los demás esos minutos u horas de retraso.

sacerdote puntualidad 2

Harto de esperar a los novios, el cura de una pequeña parroquia del sureste de Inglaterra impondrá multas a quienes lleguen tarde a su boda. Diez minutos de retraso bastarán para que los novios paguen 100 libras, así decretó el clerigo John Corbyn, responsable de las pequeñas iglesias de Bearsted y Turnham en el condado de Kent.

Quedarán exentos de la multa quienes se hayan visto atrapados en un atasco o en otros acontecimientos imprevisibles; el resto deberá pagar esta suma que se repartirá entre el organista, los campaneros y los chicos del coro obligados a esperar, precisó el religioso.

El sacerdote tomó la decisión tras vivir dos retrasos “sin explicaciones o excusas”. “Mi equipo se sintió maltratado”, sostuvo.