Seleccionar página

Si eres un lector empedernido, este pueblito es tu hábitat.

pueblo bibioteca 2

En Gales, Reino Unido, Hay-on-Wye decidió que lo más importante sería la cultura. Este sitio de poco más de mil 500 habitantes, acumula decenas de librerías llenas de historias antiguas y nuevas y si fuera poco, se atrevió también a sacarlas a la calle para todos aquellos que no pudieran comprar los libros.

Increíble pero cierto; paseando por Hay-on-Wye, encontrarás estanterías y chozas llenas de libros en casi cada esquina a pesar de la lluvia, el viento o la nieve.

La mayoría de tiendas son librerías de segunda mano y el resto de establecimientos son restaurantes o cafeterías en los que sentarse a leer, pero además están las estanterías al aire libre en las que se aceptan donaciones, que pueden ser consultadas y se vuelven a dejar.

La locura que comenzó en 1962, cuando Richard Booth, un hombre obsesionado por el tema, comenzó a abrir este tipo de tiendas en la localidad  hasta llegar a la treintena de locales.

Ahora, a sus 78 años, solamente es dueño de una de las 20 restantes. Es gracioso saber que el nombre de la tienda no es ficticio, ya que Booth compró el castillo del pueblo y proclamó Hay-on-Wye como un reino independiente con él mismo como soberano.