Seleccionar página

Steve Jobs ha sobrevivido a sus inventos, al punto de que su solo nombre ahora bautiza a una marca de ropa.

steve jobs italia

Hace cinco años, dos hermanos y diseñadores italianos decidieron dejar de producir ropa para otras empresas y crear una compañía. Necesitaban encontrar un nombre que llamara la atención y, buscando entre los registros de propiedad intelectual en su país, se dieron cuenta de que Steve Jobs estaba vacante.

La ropa que los hermanos Vincenzo y Giacomo Barbato creaban no estaba precisamente inspirada en los jerseys de cuello de cisne negro que el cofundador de Apple se llevó a la tumba, pero en su concepción de “innovación” llamarle Steve Jobs a su marca representaba un manifiesto, aunque también significó un embrollo legal.

Apple, acostumbrada a demandar a cualquier empresa o persona que produzca cualquier cosa remotamente similar a sus productos, no desaprovechó la oportunidad. En tiempo récord los hermanos recibieron todo el papeleo que confirmaba que el gigante tecnológico no estaba de acuerdo con su decisión.

A mediados de 2014, los hermanos Barbato ganaron la disputa cuando una corte italiana decidió que tenían derecho a utilizar el nombre, pues fueron los primeros en registrarlo en el país. La producción de Steve Jobs retomó la marcha, pero Apple no iba a dejarlos ganar tan fácil.

El logo de la empresa es una “J” con una hoja encima y un mordisco al lado, naturalmente muy similar a la manzana mordida que identifica a Apple en todo el planeta. Entonces, la empresa de Cupertino lanzó otra granada: una demanda porque Steve Jobs le había copiado el logo.

El caso se resolvió nuevamente a su favor, porque la corte italiana decidió que la “J” es una letra, no una fruta, y por lo tanto el logo de Steve Jobs no tiene nada que ver con el de Apple.

Ahora, Steve Jobs está lista para seguir produciendo, por lo que busca colaboración de inversores.