Seleccionar página

El “Bufet Gigante del Queso”, así es como se anunciaba este festival londinense que prometía acercar el paraíso a todos los amantes de los quesos.

festival queso

A cambio de apenas 30 libras podrías disfrutar de “cantidades ilimitadas de queso durante todo el día” y en todas sus variantes; desde aperitivos hasta en postres; sin embargo, esa oferta tan prometedora quitó la ilusión a los asistentes cuando después de aguantar dos horas en una fila interminable, al entrar al pabellón apenas había queso.

“La realidad se había reducido a platos con solo quesos británicos, la mayoría medio-secos, una ilimitada fila para tomar vino barato y no había postre de tarta de queso”, afirmaron muchos de los asistentes.

Ante la multitud de quejas que recibieron los organizadores del evento en sus redes sociales, optaron por negar toda denuncia y prometer que su “exitoso festival” volverá el año que viene.