Seleccionar página

El programa de computación AlphaZero, basado en inteligencia artificial, demostró este mes ser el mejor campeón de ajedrez del mundo al vencer a Stockfish 8, otro sistema que emplea el mismo método de aprendizaje, en un maratón de 100 juegos.

robot ajedrez 1

En este caso, lo más sorprendente es que AlphaZero se enseñó a sí mismo a jugar al ajedrez en cuatro horas. De ese modo, asimiló millones de tácticas y empleó movimientos que ningún ser humano había puesto en práctica en mil 500 años.

A pesar de que algunos devotos del ajedrez o fanáticos de la computación podrían celebrar esa hazaña, ciertos expertos están preocupados por la posibilidad de que los robots se vuelvan tan complejos que los ingenieros que los crearon no los entiendan ni sepan predecir cómo funcionarán.

Cuando el gran maestro de ajedrez Garry Kaspárov fue derrotado por la supercomputadora Deep Blue, de la compañía IBM en 1997, declaró: “La capacidad de una máquina para superar siglos de conocimiento humano… es una herramienta que cambia el mundo”.

Simon Williams, otro gran maestro británico, afirmó en tono de broma que este acontecimiento merece plasmarse en los libros de historia y bromeó con el hecho de que “AlphaZero tomó el mundo del ajedrez, finalmente resolvió el juego y esclavizó a la raza humana como mascotas”.

La empresa británica DeepMind, que desarrolla programas de computación que aprenden por sí mismos y cuya sede se encuentra en Londres, creó AlphaZero. En 2014, Google compró esa firma por 400 millones de libras esterlinas, más de 534 millones de dólares.