Seleccionar página

Chrumek, un jabalí polaco domesticado, desapareció por una semana de su granja, después fue hallado completamente ebrio en una de las fincas cercanas a la ciudad de Kolo.

IMG_20171224_220538

Según el dueño del animal, Pawel Kowalski, Chrumek se peleó contra otro jabalí y después se escapó rompiendo la valla de la granja. El hombre estuvo buscando durante varios días al animal en los bosques circundantes, pero sin resultado.

El jabalí fue finalmente encontrado el 19 de diciembre por otro granjero local detrás de su granero.

Según éste, Chrumek encontró frutas que habían quedado después de hacer vino casero, y tras comérselas se quedó profundamente dormido. El granjero avisó entonces al guarda forestal para hacerse cargo del animal.

“Las frutas del vino casero han hecho su trabajo”, escribió el propio Kowalski en su cuenta de Facebook, publicando una foto de Chrumek durmiendo plácidamente junto a los restos de su festín.

El hombre pudo así felizmente reencontrarse con el animal, que perdió a su madre siendo un jabato y fue alimentado por Kowalski con un biberón.