Seleccionar página

“Paren el mundo que me quiero bajar”. Eso pensarán muchos al ver como la tecnología avanza a pasos tan agigantados que hoy por hoy es posible comprar hamburguesas usando el reconocimiento facial.

IMG_20171222_115136

Caliburger está probando en una tienda en Pasadena, cerca de Los Ángeles, esta tecnología aplicándola en uno de los clásicos puntos de venta digitales que se pueden encontrar en otras hamburgueserías del país.

Este sistema permite a los clientes solicitar el uso de la tecnología de reconocimiento facial para adjuntar su rostro a su cuenta y pagar de forma biométrica sus hamburguesas.

Para potenciar este nuevo sistema de pedir comida rápida, Caliburger indica que los clientes podrán realizar sus pedidos con un simple escaneo facial y ganar puntos por ello con los que ganar comida gratis en el establecimiento. No obstante, aunque se use el escaneo del rostro, aún es necesario pagar con tarjeta de crédito.

Aunque parece más una campaña de marketing que otra cosa, la marca indica que está interesada en expandir esta tecnología en Estados Unidos y de forma internacional si el nuevo plan tiene éxito.