Seleccionar página

Uno de los juegos más recurridos por los niños es las escondidillas. Un niño de nueve años jugaba junto a su hermano en la casa de su abuelo en Lichterfelde, Berlín, cuando quedó atrapado en un lugar muy particular.

caja fuerte 2

El pequeño decidió esconderse en la caja fuerte del abuelo, peor para su mala suerte la puerta se cerró de forma repentina y quedó atrapado en su interior.

La única persona que conocía el código para abrir la caja era el abuelo, pero no se encontraba en la casa, por lo que la familia tuvo que solicitar la ayuda de los bomberos.

Para evitar que el juego terminara en tragedia, los bomberos tuvieron que bombear oxigeno a través de un tubo de plástico para que el niño pudiera respirar.

Después comenzaron a probar todo tipo de combinaciones para abrir la caja. Tras tres horas introduciendo posibles contraseñas, una de ellas funcionó y el menor fue liberado.