Seleccionar página

La reina de la moda Coco Chanel utilizó sus vínculos con los nazis para recuperar los derechos sobre la producción de su icónico perfume N.º 5.

Resultado de imagen para chanel 5

De acuerdo con el diario israelí Haaretz, Chanel empezó en 1924 a colaborar con Pierre y Paul Wertheimer, dos hermanos judíos que aportaron el capital necesario para la producción del emblemático perfume.

Sin embargo, Chanel no estaba satisfecha con la manera como se distribuyeron las millonarias ganancias que reportaron las ventas del perfume, puesto que la diseñadora francesa recibió solo el 10 por ciento de los beneficios, mientras que los Wertheimer se quedaron con el 70 por ciento y el 20 por ciento fue para los grandes almacenes Galeries Lafayette de París.

La diseñadora se aprovechó de sus vínculos con la Inteligencia de los nazis, la Abwehr, para hacer lo que ella consideraba justicia y recurrió a la ayuda del espía aristocrático Hans Günther von Dincklage, que, según varias fuentes, era su amante.

Chanel aceptó colaborar con la Abwehr a cambio de que Von Dincklage prometiera arrebatarles a los hermanos Wertheimer los derechos de su perfume amparándose en las leyes racistas de los nazis, que permitían embargar las propiedades de los judíos.