Seleccionar página

A pesar de ser los responsables de llevar a los jóvenes a la quiebra, crear mercados negros, y cortar nuestras manos, no podemos dejar de comerlos. Precisamente cuando creímos que nuestra cremosa fruta verde favorita no podía ponerse mejor, esta semana nos encontramos con un descubrimiento emocionante: los aguacates sin semilla ya son una realidad.

aguacate trombos 3

El “oro verde” sin semilla, cuya cáscara también es comestible, se vende en algunos supermercados del Reino Unido. Su nueva composición genética te permite ahorrarte la extraordinaria cantidad de dos minutos al no tener que quitarle el hueso con una cuchara o cuchillo.

Conocidos como “aguacates de coctel”, las famosas frutas crecen en España en los meses decembrinos, y suelen ser recogidos por restaurantes y no por las grandes cadenas de supermercados; al menos no hasta el momento. Nunca más tendremos que rompernos la cabeza intentando quitarles la semilla o cortándolos en juliana. Lo único que tienes que hacer ahora es tomarlo y meterlo directo a tu boca.

Similar a un pequeño calabacín y con una longitud de entre cinco y ocho centímetros, los aguacates sin semilla son el resultado de una flor de aguacate que no fue polinizada. Cuando la flor de la fruta se salta este proceso, crece sin su peculiar semilla. El resultado es una fruta sin hueso ligeramente más pequeña que podría hacer de la terrible “avocado hand” cosa del pasado.